Crema de coliflor

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

  • 1 coliflor
  • 1 puerro
  • 1 cebolla dulce pequeña o 2 cebollas francesas
  • Agua
  • aceite de oliva virgen extra
  • mantequilla (opcional)
  • vinagre de Jerez
  • cebollino fresco
  • pimienta negra y sal.

ELABORACIÓN

Cortar las hojas de la coliflor y la parte más gruesa y fibrosa del tallo, reservándolos para un caldo o para otra receta. Separar unas cuantas flores pequeñas enteras y trocear el resto de la coliflor, incluyendo el tallo que no hemos descartado. Cortar los extremos del puerro, dejando solo hasta la parte de verde más clarito, abrir por la mitad longitudinal y lavar bien. Cortar en rodajas y hacer lo mismo con la cebolla.

Calentar un chorro de aceite de oliva en una olla o cazuela y dorar el puerro y la cebolla con una pizca de sal, removiendo constantemente durante 5-7 minutos hasta que se doren un poco. Añadir la mitad de la coliflor troceada, remover bien y cubrir con agua, aproximadamente 1 litro o algo más. Llevar a ebullición, bajar el fuego y cocer durante 15 minutos. Incorporar entonces el resto de la coliflor, remover, añadir algo más de agua si hiciera falta y dejar cocer unos 15-20 minutos más.

Mientras tanto, calentar un poco de mantequilla o de aceite de oliva en una sartén y añadir las pequeñas flores que hemos reservado. Cocinar a fuego medio-fuerte, removiendo constantemente, hasta que se doren bien, con un toque crujiente sin llegar a quemarse. Sacar, aliñar con el vinagre de Jerez al gusto y reservar.

Triturar la crema de coliflor hasta dejarla muy fina, ajustando la cantidad de agua al gusto para tener la textura deseada. Salpimentar y servir con las flores crujientes de coliflor, cebollino picado y un poco de aceite de oliva o la mantequilla dorada de la sartén, si se desea.