Campo de Lorca apuesta por el empleo estable

El sector agrícola fue uno de los pilares estratégicos a nivel nacional cuando se desarrolló la crisis sanitaria causada por la Covid-19, abasteciendo a la población en un momento histórico.

Lamentablemente, la coyuntura actual ha afectado a la población activa en la mayoría de sectores productivos de la Región de Murcia, por lo que, como no podía ser de otra forma, la respuesta de la agricultura ha consistido en mantener su tejido empresarial, potenciando la incorporación de casi 19.000 nuevos trabajadores.

Gracias al esfuerzo colectivo de un sector que merece mayor reconocimiento,  la Huerta de Europa ha podido frenar una vez más la destrucción de empleo estable permitiendo a la Región de Murcia ser la tercera comunidad autónoma de España en la que menos ha afectado la pandemia.  De hecho,  la exportación de una de cada cinco verduras y hortalizas procede de nuestra región, representando el valor y la importancia de nuestro país a nivel mundial.

Campo de Lorca confía plenamente en la competitividad y la repercusión que tiene la industria agroalimentaria en estos momentos entre la ciudadanía, por lo que sigue trabajando en  mejorar todos los procesos de la cadena de valor apostando por la creación de nuevas políticas de empleo. Las tierras de cultivo necesitan más que nunca recoger todo el talento posible para hacer frente a los desafíos del futuro, y es que la agricultura seguirá siendo el motor de crecimiento socioeconómico que necesitan las familias españolas.

La constancia y la dedicación de Campo de Lorca durante más de 30 años nos permite producir 365 días al año productos de calidad como brócoli, coliflor y col kale, lo que garantiza la estabilidad entre nuestros empleados y la creación de nuevas oportunidades. 

La relevancia agrónoma tiene más fuerza que nunca para impulsar un futuro social, económico y ambiental, fomentando nuevos puestos de trabajo que desarrollen la economía circular y los objetivos de sostenibilidad de Europa para 2030.

La fortaleza del sector primario y la diversificación de otros sectores como las energías renovables o energías verdes plantean una ocasión perfecta para la reactivación económica y la generación de empleo de calidad en territorios que necesitan ser más reconocidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *