Alcachofa: una vieja desconocida

La alcachofa es uno de los cultivos del sureste por excelencia. Es consumida desde la antigüedad en amplias regiones de climas templados y es originaria de específicamente de nuestra zona, el Mediterráneo occidental. España se encuentra en el tercer lugar en la lista de los principales productores de alcachofa, solo por detrás de Italia y Egipto, países también con una gran tradición en su cultivo.

La planta de la alcachofa, a simple vista y durante su desarrollo inicial hasta antes de la floración, no posee gran atractivo. Sin embargo, sus grandes hojas y su tono verde apagado quedan eclipsados por la aparición de los capítulos, la formación de las brácteas y la generación final de las flores, que dará lugar a las alcachofas. Ya que las alcachofas son precisamente eso, flores no maduras.

Entre las características más relevantes de la alcachofa, se destacan su alto contenido en agua, fibra e inulina, relacionados directamente con un positivo efecto en la digestión, la reducción de grasas y el control del colesterol. También son destacables su contenido en vitaminas y hierro, haciendo en su conjunto a la alcachofa, un alimento considerado como una auténtica medicina natural.

En la actualidad, el principal desconocimiento sobre la alcachofa está en sus variedades, puesto que no existen pocas precisamente. Aunque si que es cierto que en España la reina es la alcachofa Blanca de Tudela, las variedades híbridas de alcachofa están tomando cada vez más relevancia, sobre todo en las dos o tres últimas campañas de producción.

Estas nuevas variedades llegan para aumentar la producción y como reclamo para abrir puertas en otros mercados de exportación y ayudar a potenciar el consumo. Es decir, no buscando una sustitución de la variedad tradicional, sino funcionando como un complemento a la producción establecida.

Son variedades que poseen una gran adaptación al terreno y a la climatología de nuestra región, lo que las convierte en cultivos rústicos, que aguantan los suelos pobres y desgastados. También destaca su mayor conservación, ya que tienen una vida postcosecha larga, que permite, no solo su mantenimiento en el mercado nacional por más tiempo, sino también su mayor capacidad de exportación.

Sumado a esto, aparece un factor muy importante de cara a su exportación. Las nuevas variedades poseen una gran variedad de calibre, destacando a partir de este punto, dos cuestiones interesantes. Por un lado, en España, todos estamos muy acostumbrados al calibre tradicional, una alcachofa de tamaño pequeño-medio, ligeramente globosa, de la que parece complicado sacarnos.

Sin embargo, la aparición de estas nuevas variedades, tanto más pequeñas, como más grandes, ofrece una disponibilidad mucho mayor, que puede verse muy favorecida a nivel nacional si estamos dispuestos a probar “nuevos sabores”.

Por otro lado, y como sucede en España, en otros países como Italia o Francia, también existen preferencias por las formas y tamaños. Es por esto que el disponer de variedades distintas puede hacer que el nivel de exportación aumente y los mercados de venta extranjera se multipliquen y desarrollen.

La alcachofa está consiguiendo en las últimas campañas, máximos históricos de producción y a pesar de su extendido consumo, queda un tanto olvidada socialmente y existe un gran desconocimiento de sus verdaderas capacidades y propiedades. Es por esto que resulta indispensable conocer, no solo esto, sino su situación en el mercado actual, con el nacimiento de nuevas variedades y horizontes de producción y venta.

Aprovechando la presentación de uno de nuestros productos, desde CRICKET ofrecemos la alcachofa durante su campaña natural, que va desde noviembre hasta abril. Además, este mencionado desarrollo de nuevas variedades, hace posible disponer de ellas por supuesto en la calidad más impecable, difícilmente alcanzable en otros lugares del mundo y con un frescor y sabor dignos de ser aprovechados en nuestra cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *